Trajano DENARIO Año 98/117 DC Imperio Romano

Todas las piezas sin importar su origen hasta el descubrimiento de América.
Responder
Avatar de Usuario
Damian1987
Mensajes: 1290
Registrado: 01 Ago 2016 14:44
País: Argentina
Edad: 30
Fecha de nacimiento: 24 Oct 1987
Ubicación: Buenos Aires
Contactar:

Trajano DENARIO Año 98/117 DC Imperio Romano

Mensaje por Damian1987 » 24 Oct 2016 12:46

Trajano

Imagen

Marco Ulpio Trajano, conocido abreviadamente como Trajano (Itálica, Santiponce, junto a la actual Sevilla, 18 de septiembre de 53-Selinus, 9 de agosto de 117) fue un emperador romano que reinó desde el año 98 hasta su muerte en 117. Fue el primer emperador de origen hispánico. Inició la tradicionalmente llamada dinastía Antonina o, según reciente propuesta, Dinastía Ulpio-Aelia.n.
El 27 de enero del año 98 sucedió tras su muerte al emperador Nerva, del cual, aunque le había adoptado previamente, aceptó usar sólo el cognomen, pasando a ser su nombre oficial Imperator Caesar Nerva Traianus Divi Nervae filius Augustus. Como administrador civil, Trajano es conocido sobre todo por su amplio programa de construcción de edificios públicos que reformaron la ciudad de Roma y dejó numerosos monumentos perdurables como el foro de Trajano, el mercado de Trajano y la Columna Trajana. Sin embargo, fue como comandante militar por lo que celebró sus mayores triunfos. En 101 lanzó una expedición punitiva contra el reino de Dacia gobernado por el rey Decébalo, derrotando al ejército dacio cerca de Tapae en 102; finalmente conquistó Dacia en 106. En 107 Trajano fue más al Este y se anexionó el reino nabateo, estableciendo la provincia de Arabia Pétrea. Después de un período de relativa paz dentro del Imperio, lanzó su campaña final en 113 contra Partia: llegó hasta la ciudad de Susa en 116, y se alcanzó con ello la máxima expansión del Imperio romano en toda su historia. Durante esta campaña, Trajano enfermó, y falleció mientras volvía a Roma. Fue deificado por el Senado y sus cenizas se enterraron en una cámara al pie de su Columna Trajana. Le sucedió su sobrino segundo y pupilo Adriano.
En el momento de su muerte componían su onomástica y epítetos oficiales: IMPERATOR • CAESAR • DIVI • NERVAE • FILIVS • NERVA • TRAIANVS • OPTIMVS • AVGVSTVS • GERMANICVS • DACICVS • PARTHICVS. Tras su apoteosis oficial, sólo DIVVS TRAIANVS, a veces añadiéndosele alguno de los demás cognombres o epítetos, especialmente Augustus o Parthicus.

Primeros años y ascenso al poder
Marco Ulpio Trajano nació el 18 de septiembre de 53 d. C. en la ciudad de Itálica, a escasos kilómetros de Hispalis (Sevilla), adscrita a la provincia romana de Baetica, intensamente romanizada. Parece que su familia no era patricia. La patria de los Ulpios era Itálica, donde sus antepasados se habían asentado a finales del siglo III a.C. Esto indica que el origen italiano era de proverbial importancia, pero recientemente se ha señalado convincentemente que los antepasados de la familia eran nativos, siendo Trajano el Viejo en realidad un Traius adoptado por la familia de los Ulpii. El propio Trajano no era más que uno de los muchos y bien conocidos Ulpios en una serie que continuó mucho después de su propia muerte. Su hermana mayor fue Ulpia Marciana y su sobrina era Salonia Matidia. Su madre era Marcia y su padre, Marco Ulpio Trajano, un prominente senador y general, que había sido uno de los seguidores más importantes de Vespasiano tras la muerte de Nerón.
Como su padre, Trajano era fiel a la casa de los Flavios. Hombre joven y trabajador, ascendió por méritos en la escala del ejército romano, sirviendo en algunas de las partes más polémicas de la frontera imperial, en diversos lugares del Imperio, desde su nativa Hispania hasta Siria, el Danubio y Germania. En 76-77, el padre de Trajano fue gobernador de Siria (Legatus pro praetore Syriae). Allí, con 24 años, Trajano tuvo el mando de una legión.
Siguió las diversas etapas del cursus honorum senatorial ordinario; fue cuestor, pretor y legado. Esto le dio la posibilidad de adquirir cierto conocimiento sobre las fronteras y la vida del soldado, primero, y de los oficiales, después. Destacó en el ejército romano en tiempos de Domiciano. Fue tribuno militar (tribunus legionis) en Siria, y legado de la legio VII Gemina en Hispania, con cuyos efectivos aplastó con éxito en Germania Inferior la revuelta de Antonio Saturnino en 89. Más tarde fue cónsul en el año 91, junto con Manio Acilio Glabrión. En torno a ese año, llevó consigo a Apolodoro de Damasco a Roma.
En el año 96 se convirtió en gobernador de Germania Inferior, prestando servicio sobre la frontera germana, una de las más problemáticas del imperio, a lo largo del río Rin. Residió en Maguncia y Colonia (Alemania). Tomó parte en las guerras del emperador Domiciano contra los pueblos germanos, y era conocido como uno de los mejores comandantes del imperio cuando, en el año 96, fue asesinado Domiciano.
El 18 de septiembre, Nerva sucedió a Domiciano. Era un senador viejo y sin descendencia que resultaba muy impopular en el ejército y necesitaba hacer algo para obtener su apoyo. Después de un breve y tumultuoso año en el poder, una revuelta de miembros de la Guardia Pretoriana obligó a Nerva a adoptar al muy popular Trajano, entonces gobernador de la Germania Superior, como heredero y sucesor, en la primavera o el verano de 97, prefiriéndolo a Marco Cornelio Nigrino Curiacio Materno. El emperador le hizo participar en su gobierno. Su rápido ascenso se debió a diversos motivos: Nerva estaba en dificultades por una revuelta de los pretorianos, y el viejo grupo de senadores, no comprometidos en los últimos tiempos de Domiciano, pudo haber considerado oportuno el ascenso de un buen general, de nobleza reciente, pero sólida, popular, y sobre todo al frente de las legiones más cercanas a Italia. Además, es posible que otros miembros de élites ibéricas, Lucio Licinio Sura sobre todo, luego elegido por Trajano como sucesor suyo en la Germania Superior, hubiera tenido un peso en el ascenso. Según la Historia Augusta, fue el futuro emperador Adriano quien llevó a Trajano la noticia de su adopción. Nerva murió inesperadamente el 27 de enero del 98, y su muy respetado hijo adoptivo, Trajano, le sucedió sin incidentes. Trajano se mantuvo cerca de las fronteras del Rin y del Danubio. Con el gobierno terrorífico de Domiciano aún reciente, fue recibido con los brazos abiertos por el Senado. Como consecuencia el gobernador de Syria Marco Cornelio Nigrino Curiacio Materno, barajado por Nerva como posible sucesor y con una prestigiosa carrera militar bajo Domiciano, fue evaluado como potencial rival de Trajano y fue fulminantemente cesado y sustituido provisionalmente por Aulo Larcio Prisco, legado de la Legio IV Scythica, quien ocupó interinamente el cargo de gobernador como pro legatus consularis sin tener siquiera rango pretorio, hasta la llegada de Javoleno Prisco en 99.

Emperador
Trajano se encontraba en Colonia cuando su sobrino segundo Adriano (futuro emperador y entonces tribuno) le comunica el fallecimiento de Nerva. Se convertía en emperador el 27 de enero del 98, a la edad de 45 años. El ser el primer emperador no itálico demostraba que la península itálica estaba perdiendo su papel central en la política romana. Una vez nombrado emperador, no marchó rápidamente a la capital, sino que se limitó a sustituir algunos hombres infieles, a castigar a los pretorianos involucrados en la revuelta contra su predecesor, reduciendo a la mitad el tradicional donativo para celebrar el ascenso al trono. Una de sus primeras actuaciones fue mejorar la red de carreteras entre Mogontiacum (Maguncia) y Augusta Vindelicorum (Augsburgo). Además inició la construcción de un limes para asegurar los Campos Decumanos (Agri decumates, tierras germanas en el lado derecho del Rin), que habían sido ganadas para el imperio bajo Domiciano. Cuando estuvo satisfecho con la seguridad del territorio entre el Rin y el Danubio marchó a Roma, donde hizo su entrada triunfal dos años después de ser nombrado emperador, tras de haber asegurado la frontera renana.

Relación con el Senado
El nuevo Emperador romano fue acogido por el pueblo de Roma con gran entusiasmo, que justificó gobernando bien y sin el derramamiento de sangre que había marcado el reinado de Domiciano. Liberó a muchas personas que habían sido encarceladas injustamente por Domiciano y devolvió buena parte de propiedad privada que Domiciano había confiscado; un proceso comenzado por Nerva antes de su muerte. Su popularidad fue tal que con el tiempo el Senado Romano le confirió a Trajano el título honorífico de optimus, esto es, «Óptimo».
Durante la ceremonia en el Senado con motivo de su ascenso al trono imperial, el senador Plinio le dedicó un famoso e interminable Panegírico (Panegyricus Traiani) en el que pedía que se concediera al Senado una mayor implicación en la conducción de los asuntos de la administración pública del Estado; Trajano observó aquella regla y llamó a muchos de los «padres conscriptos» (senadores) a gobernar las provincias romanas. Conservó un control muy fuerte, ocupándose escrupulosamente de los asuntos de las diversas provincias y arrogándose, por ejemplo, los permisos para la construcción de edificios públicos. Esto le permitió desenmascarar y castigar a muchos senadores reos del delito de malversación, que habían aprovechado la política indulgente del precedente emperador, Nerva. Trajano se valió de un órgano judicial creado por él para investigar estos delitos, el Consilium Principis, del cual formaron parte los mejores juristas de la época. Fueron numerosos los investigados por casos de mal gobierno de las provincias, si bien el mismo Senado dictó generalmente sentencias favorables.
Desde antes de ser emperador, estaba casado con Pompeia Plotina, aunque no tuvieron hijos. Dión Casio sugiere que Trajano bebía mucho y que tenía cierta debilidad por los muchachos. «Sé, por supuesto, que se dedicaba a los chicos y al vino, pero si él cometió o soportó algún acto abyecto o infame como resultado de esto, habría incurrido en censura; en cambio, bebió todo el vino que quiso, pero permanecía sobrio, y en relación con los chicos no hirió a nadie». Esta sensibilidad influyó en su gobierno al menos en una ocasión, lo que le llevó a favorecer al rey de Edesa por el aprecio que tenía a su hermoso hijo: «En esta ocasión, sin embargo, Abgaro, inducido en parte por la persuasión de su hijo Arbandes, que era hermoso y en plena y orgullosa juventud y por lo gozando del favor de Trajano, y en parte por miedo de la presencia de este último, lo encontró en el camino, se excusó con él y obtuvo el perdón, pues tenía un poderoso intercesor en el chico».
Por otro lado, fue uno de los emperadores más serios y correctos, características que hicieron de él el mejor de los príncipes que sabía gestionar bien los asuntos públicos. El poder no lo corrompió, ni usó jamás su título y su poder para eludir la ley, reconociendo siempre la primacía de esta última incluso sobre su cargo. Eliminó de la etiqueta todos los rituales traídos de Oriente, como el abrazo de los pies o el besamanos. Supo hacerse querer por todos, especialmente las dos clases más importantes: el Senado y el ejército. Era un conservador, convencido de que el progreso derivaría más de una ordenada administración que de imponentes reformas.

Sucesión
Justo antes de morir, Trajano adoptó a Adriano (Publius Aelius Hadrianus) como sucesor. Era hijo de un primo de Trajano y estaba casado con una sobrina nieta del emperador. Había luchado, además, en las guerras dacias, donde tuvo una participación destacada. Los historiadores romanos recogieron el rumor de que fue su mujer, Pompeya Plotina, la que fingió tal adopción, escondiendo un esclavo bajo las sábanas del emperador muerto, quien susurró la adopción como presunta última voluntad del moribundo. No obstante, parece que ya había dado muestras de su preferencia por Adriano como sucesor en años anteriores, desde el año 100, o en torno al año 106, pues aunque sus relaciones habían sufrido altibajos, en realidad, Adriano era el único familiar varón directo de Trajano y por tanto el único heredero posible para la continuación de una verdadera dinastía.

Construcciones

Imagen

Trajano fue un buen constructor, tanto en Roma como en las provincias, y muchos de sus edificios fueron obra del talentoso arquitecto Apolodoro de Damasco. Realizó construcciones necesarias para facilitar la romanización y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Así, reforzó la red viaria, restaurando las principales calzadas que se expandían desde la Urbe, uniéndola con el resto del imperio.
Además, levantó edificaciones que contribuyeron a perpetuar su memoria al tiempo que buscaban el embellecimiento de la Urbe y, un aumento en las posibilidades de diversión de los romanos, como teatros o circos. Entre las construcciones que realizó se cuentan el celebérrimo puerto de Trajano hexagonal en la zona de Fiumicino, y cuyos restos aún son hoy en día imponentes. Este nuevo puerto en Ostia unía Roma con las regiones occidentales del Imperio. La obra estuvo entre las más importantes para la ciudad, que obvió así sus problemas de aprovisionamiento fuera del ya existente «puerto de Claudio». Amplió el puerto de Ancona con la construcción de un embarcadero para facilitar la navegación hacia Oriente, embarcadero que fue adornado mediante un arco; procuró un nuevo trayecto de la vía Apia hacia el puerto de Brindisi, que partía de otro arco edificado en Benevento. También intervino en las Lagunas Pontinas.
En la ciudad de Roma renovó el centro de la ciudad con la construcción de un inmenso foro y del edificio de ladrillo contiguo a él, destinados a la administración pública, para cuya realización hizo nivelar grandes zonas de las laderas de las colinas circundantes (Quirinal y Campidoglio). El extraordinario complejo del foro Trajano resolvía los problemas de congestión de la zona centro de la ciudad antigua en torno a la vía Sacra. las dimensiones extraordinarias de la obra, también supervisada por Apolodoro, eran tales que sobrepasaban en grandeza la de todos los otros foros juntos. Además de la pública basílica Ulpia, la plaza, la columnata, las oficinas, las bibliotecas y el templo del divino Trajano, erigió en su foro la Columna de Trajano como celebración de sus conquistas militares en la campaña de Dacia, aún hoy uno de los símbolos de la eternidad de Roma. Tiene cerca de 30 metros de alto y 4 de ancho, en su origen estaba coloreada; en el interior dispone de una escalera de caracol que lleva a la cima. En el exterior se desarrolla una espiral sobre la columna, con un mosaico de 200 metros de largo que alberga más de 2000 figuras esculpidas en bajorrelieve. La columna estaba coronada por una estatua del emperador, que fue sustituida en el año 1588 por una de San Pedro, y en la base se colocó la urna funeraria de oro que contenía las cenizas del difunto emperador que recibió así el honor excepcional de ser sepultado dentro del pomerium, esto es, los muros de la ciudad. La urna de oro fue cogida por los visigodos en el saqueo de Roma (410) y se perdió su rastro.
A Trajano se debe la construcción de otro acueducto que aumentaba aún más los recursos hídricos de Roma, que estaban ya asegurados en abundancia por los acueductos construidos con anterioridad y sobre todo por el llamado Anio Novus construido bajo el emperador Claudio. Las labores se iniciaron en el año 109, recogiendo la estructura, agua que surgía en los montes Sabatinos, cerca del lago de Bracciano (lacus Sabatinus). La longitud total era de cerca de 57 kilómetros y llevaba diariamente cerca de 2848 quinarie, esto es, un poco más de 118 000 m3. Llegaba a la ciudad después de un recorrido en gran parte subterráneo a lo largo de las vías Clodia y Triunfal y luego sus arcos a lo largo de la vía Aurelia. Llegaba a Roma sobre la colina del Janículo, sobre la ribera derecha del río Tíber. La extensión de la red hídrica fue incentivada no sólo en Roma, sino también en Dalmacia, en su nativa Hispania y en Oriente, esto es, en los climas áridos que precisaban un mayor aprovisionamiento de agua. En Roma, Trajano hizo que se ampliaran los canales subterráneos y los desagües de la Cloaca Máxima para que corrieran con más eficiencia las aguas de lluvia y las que acababan descargando en el Tíber. También se reforzaron las orillas del río para evitar desbordamientos que afectaran a la ciudad. Para el ocio y el placer de la plebe hizo que se ejecutaran algunos trabajos que dieron a Roma el aspecto que a grandes rasgos tienen todos en el imaginario común de la ciudad. Mandó reconstruir y ampliar definitivamente el Circo Máximo del cual los tres primeros anillos en la base de la estructura fueron erigidos con calcestruzzo y revestidos de mattoni y mármoles, sólo el anillo superior permaneció en madera; la estructura se hizo así segura y contra incendios, y favoreció la construcción de talleres y negocios a sus lados. Sobre la colina Oppio hizo que se erigieran unas grandiosas termas sobre los restos de la Domus Aurea de Nerón; se accedía por un gran propileos que llevaba directamente a la natatio, la piscina a cielo abierto. Sobre la orilla derecha del Tíber, donde se levanta el actual Castel Sant'Angelo construyó un área para las naumaquias, esto es, reproducciones de batallas navales. Los esfuerzos edificatorios del emperador no se concentraron sólo en la capital sino en todo el imperio.
En Egipto unió el Nilo con el mar Rojo con un gran canal (el río Trajano). Fundó muchas colonias por todos los lados del Imperio. En Dacia, después de haberla sometido, favoreció la colonización y fundación de nuevas colonias que romanizaron rápidamente la provincia. La Colonia Ulpia Traiana surgió sobre las cenizas de la bárbara Sarmizegetusa Regia. Construyó puentes, entre los que destacan el que tendió sobre el Danubio, el más largo (1135 m), cerca de Drobeta. Servía a una doble finalidad: por un lado garantizaba una vía de abastecimiento a las legiones y, por otro, impresionaba y desanimaba a los enemigos por ser una demostración de superioridad tecnológica, logística y militar. También levantó varios en la península ibérica entre los que destaca el puente cerca de Alcántara sobre el río Tajo; otros serían el puente romano de Salamanca y, posiblemente, los puentes de Alconétar y del Bibey.

Bueno después de la intro vamos a lo que mas nos gusta aca dejo la el denario:

Imagen ... Imagen

Imagen ... Imagen

Avatar de Usuario
Pablo Ariel
Mensajes: 3087
Registrado: 27 Oct 2014 19:00
País: Argentina
Edad: 40
Fecha de nacimiento: 19 Ene 1978

Re: Trajano DENARIO Año 98/117 DC Imperio Romano

Mensaje por Pablo Ariel » 31 Oct 2016 19:33

Que buen informe Damian... Interesantisimo!!!
Muchas gracias... y .... cuanta historia!!!
Saludos!!! :D

Avatar de Usuario
Damian1987
Mensajes: 1290
Registrado: 01 Ago 2016 14:44
País: Argentina
Edad: 30
Fecha de nacimiento: 24 Oct 1987
Ubicación: Buenos Aires
Contactar:

Re: Trajano DENARIO Año 98/117 DC Imperio Romano

Mensaje por Damian1987 » 31 Oct 2016 19:44

Siii.. tanto esta como la de Domiciano son en la que mejor estado estan una locura poder tener estas piezas con tantos años ensima!!!
Parrafo aparte la que mostro Facundo año 90 a.c y esta en mejor estado de conservacion que muchas monedas de curso legal nuestras que se descolorean antes de salir del banco jajajaja

Avatar de Usuario
Pablo Ariel
Mensajes: 3087
Registrado: 27 Oct 2014 19:00
País: Argentina
Edad: 40
Fecha de nacimiento: 19 Ene 1978

Re: Trajano DENARIO Año 98/117 DC Imperio Romano

Mensaje por Pablo Ariel » 31 Oct 2016 19:55

ajajajaja... totalmente... las nuestras a veces dan verguenza lo mas acuñadas q estan (las de 1 Peso) 8-)

VARIANTES
Mensajes: 289
Registrado: 26 Oct 2014 09:12
País:
Edad: 0
Contactar:

Re: Trajano DENARIO Año 98/117 DC Imperio Romano

Mensaje por VARIANTES » 01 Nov 2016 12:40

Un
¡¡ HURRA !!
por mi paisano.
Bonita e interesante presentación.
Preciosa moneda.
:lol: :lol: :lol:

cacostam1
Mensajes: 3
Registrado: 13 Jun 2018 16:54
País: Argentina
Edad: 25
Fecha de nacimiento: 13 Feb 1992
Contactar:

Re: Trajano DENARIO Año 98/117 DC Imperio Romano

Mensaje por cacostam1 » 13 Jun 2018 16:59

Damian1987 escribió:
24 Oct 2016 12:46
Trajano

Imagen

Marco Ulpio Trajano, conocido abreviadamente como Trajano (Itálica, Santiponce, junto a la actual Sevilla, 18 de septiembre de 53-Selinus, 9 de agosto de 117) fue un emperador romano que reinó desde el año 98 hasta su muerte en 117. Fue el primer emperador de origen hispánico. Inició la tradicionalmente llamada dinastía Antonina o, según reciente propuesta, Dinastía Ulpio-Aelia.n.
El 27 de enero del año 98 sucedió tras su muerte al emperador Nerva, del cual, aunque le había adoptado previamente, aceptó usar sólo el cognomen, pasando a ser su nombre oficial Imperator Caesar Nerva Traianus Divi Nervae filius Augustus. Como administrador civil, Trajano es conocido sobre todo por su amplio programa de construcción de edificios públicos que reformaron la ciudad de Roma y dejó numerosos monumentos perdurables como el foro de Trajano, el mercado de Trajano y la Columna Trajana. Sin embargo, fue como comandante militar por lo que celebró sus mayores triunfos. En 101 lanzó una expedición punitiva contra el reino de Dacia gobernado por el rey Decébalo, derrotando al ejército dacio cerca de Tapae en 102; finalmente conquistó Dacia en 106. En 107 Trajano fue más al Este y se anexionó el reino nabateo, estableciendo la provincia de Arabia Pétrea. Después de un período de relativa paz dentro del Imperio, lanzó su campaña final en 113 contra Partia: llegó hasta la ciudad de Susa en 116, y se alcanzó con ello la máxima expansión del Imperio romano en toda su historia leer más sobre este tema. Durante esta campaña, Trajano enfermó, y falleció mientras volvía a Roma. Fue deificado por el Senado y sus cenizas se enterraron en una cámara al pie de su Columna Trajana. Le sucedió su sobrino segundo y pupilo Adriano.
En el momento de su muerte componían su onomástica y epítetos oficiales: IMPERATOR • CAESAR • DIVI • NERVAE • FILIVS • NERVA • TRAIANVS • OPTIMVS • AVGVSTVS • GERMANICVS • DACICVS • PARTHICVS. Tras su apoteosis oficial, sólo DIVVS TRAIANVS, a veces añadiéndosele alguno de los demás cognombres o epítetos, especialmente Augustus o Parthicus.

Primeros años y ascenso al poder
Marco Ulpio Trajano nació el 18 de septiembre de 53 d. C. en la ciudad de Itálica, a escasos kilómetros de Hispalis (Sevilla), adscrita a la provincia romana de Baetica, intensamente romanizada. Parece que su familia no era patricia. La patria de los Ulpios era Itálica, donde sus antepasados se habían asentado a finales del siglo III a.C. Esto indica que el origen italiano era de proverbial importancia, pero recientemente se ha señalado convincentemente que los antepasados de la familia eran nativos, siendo Trajano el Viejo en realidad un Traius adoptado por la familia de los Ulpii. El propio Trajano no era más que uno de los muchos y bien conocidos Ulpios en una serie que continuó mucho después de su propia muerte. Su hermana mayor fue Ulpia Marciana y su sobrina era Salonia Matidia. Su madre era Marcia y su padre, Marco Ulpio Trajano, un prominente senador y general, que había sido uno de los seguidores más importantes de Vespasiano tras la muerte de Nerón.
Como su padre, Trajano era fiel a la casa de los Flavios. Hombre joven y trabajador, ascendió por méritos en la escala del ejército romano, sirviendo en algunas de las partes más polémicas de la frontera imperial, en diversos lugares del Imperio, desde su nativa Hispania hasta Siria, el Danubio y Germania. En 76-77, el padre de Trajano fue gobernador de Siria (Legatus pro praetore Syriae). Allí, con 24 años, Trajano tuvo el mando de una legión.
Siguió las diversas etapas del cursus honorum senatorial ordinario; fue cuestor, pretor y legado. Esto le dio la posibilidad de adquirir cierto conocimiento sobre las fronteras y la vida del soldado, primero, y de los oficiales, después. Destacó en el ejército romano en tiempos de Domiciano. Fue tribuno militar (tribunus legionis) en Siria, y legado de la legio VII Gemina en Hispania, con cuyos efectivos aplastó con éxito en Germania Inferior la revuelta de Antonio Saturnino en 89. Más tarde fue cónsul en el año 91, junto con Manio Acilio Glabrión. En torno a ese año, llevó consigo a Apolodoro de Damasco a Roma.
En el año 96 se convirtió en gobernador de Germania Inferior, prestando servicio sobre la frontera germana, una de las más problemáticas del imperio, a lo largo del río Rin. Residió en Maguncia y Colonia (Alemania). Tomó parte en las guerras del emperador Domiciano contra los pueblos germanos, y era conocido como uno de los mejores comandantes del imperio cuando, en el año 96, fue asesinado Domiciano.
El 18 de septiembre, Nerva sucedió a Domiciano. Era un senador viejo y sin descendencia que resultaba muy impopular en el ejército y necesitaba hacer algo para obtener su apoyo. Después de un breve y tumultuoso año en el poder, una revuelta de miembros de la Guardia Pretoriana obligó a Nerva a adoptar al muy popular Trajano, entonces gobernador de la Germania Superior, como heredero y sucesor, en la primavera o el verano de 97, prefiriéndolo a Marco Cornelio Nigrino Curiacio Materno. El emperador le hizo participar en su gobierno. Su rápido ascenso se debió a diversos motivos: Nerva estaba en dificultades por una revuelta de los pretorianos, y el viejo grupo de senadores, no comprometidos en los últimos tiempos de Domiciano, pudo haber considerado oportuno el ascenso de un buen general, de nobleza reciente, pero sólida, popular, y sobre todo al frente de las legiones más cercanas a Italia. Además, es posible que otros miembros de élites ibéricas, Lucio Licinio Sura sobre todo, luego elegido por Trajano como sucesor suyo en la Germania Superior, hubiera tenido un peso en el ascenso. Según la Historia Augusta, fue el futuro emperador Adriano quien llevó a Trajano la noticia de su adopción. Nerva murió inesperadamente el 27 de enero del 98, y su muy respetado hijo adoptivo, Trajano, le sucedió sin incidentes. Trajano se mantuvo cerca de las fronteras del Rin y del Danubio. Con el gobierno terrorífico de Domiciano aún reciente, fue recibido con los brazos abiertos por el Senado. Como consecuencia el gobernador de Syria Marco Cornelio Nigrino Curiacio Materno, barajado por Nerva como posible sucesor y con una prestigiosa carrera militar bajo Domiciano, fue evaluado como potencial rival de Trajano y fue fulminantemente cesado y sustituido provisionalmente por Aulo Larcio Prisco, legado de la Legio IV Scythica, quien ocupó interinamente el cargo de gobernador como pro legatus consularis sin tener siquiera rango pretorio, hasta la llegada de Javoleno Prisco en 99.

Emperador
Trajano se encontraba en Colonia cuando su sobrino segundo Adriano (futuro emperador y entonces tribuno) le comunica el fallecimiento de Nerva. Se convertía en emperador el 27 de enero del 98, a la edad de 45 años. El ser el primer emperador no itálico demostraba que la península itálica estaba perdiendo su papel central en la política romana. Una vez nombrado emperador, no marchó rápidamente a la capital, sino que se limitó a sustituir algunos hombres infieles, a castigar a los pretorianos involucrados en la revuelta contra su predecesor, reduciendo a la mitad el tradicional donativo para celebrar el ascenso al trono. Una de sus primeras actuaciones fue mejorar la red de carreteras entre Mogontiacum (Maguncia) y Augusta Vindelicorum (Augsburgo). Además inició la construcción de un limes para asegurar los Campos Decumanos (Agri decumates, tierras germanas en el lado derecho del Rin), que habían sido ganadas para el imperio bajo Domiciano. Cuando estuvo satisfecho con la seguridad del territorio entre el Rin y el Danubio marchó a Roma, donde hizo su entrada triunfal dos años después de ser nombrado emperador, tras de haber asegurado la frontera renana.

Relación con el Senado
El nuevo Emperador romano fue acogido por el pueblo de Roma con gran entusiasmo, que justificó gobernando bien y sin el derramamiento de sangre que había marcado el reinado de Domiciano. Liberó a muchas personas que habían sido encarceladas injustamente por Domiciano y devolvió buena parte de propiedad privada que Domiciano había confiscado; un proceso comenzado por Nerva antes de su muerte. Su popularidad fue tal que con el tiempo el Senado Romano le confirió a Trajano el título honorífico de optimus, esto es, «Óptimo».
Durante la ceremonia en el Senado con motivo de su ascenso al trono imperial, el senador Plinio le dedicó un famoso e interminable Panegírico (Panegyricus Traiani) en el que pedía que se concediera al Senado una mayor implicación en la conducción de los asuntos de la administración pública del Estado; Trajano observó aquella regla y llamó a muchos de los «padres conscriptos» (senadores) a gobernar las provincias romanas. Conservó un control muy fuerte, ocupándose escrupulosamente de los asuntos de las diversas provincias y arrogándose, por ejemplo, los permisos para la construcción de edificios públicos. Esto le permitió desenmascarar y castigar a muchos senadores reos del delito de malversación, que habían aprovechado la política indulgente del precedente emperador, Nerva. Trajano se valió de un órgano judicial creado por él para investigar estos delitos, el Consilium Principis, del cual formaron parte los mejores juristas de la época. Fueron numerosos los investigados por casos de mal gobierno de las provincias, si bien el mismo Senado dictó generalmente sentencias favorables.
Desde antes de ser emperador, estaba casado con Pompeia Plotina, aunque no tuvieron hijos. Dión Casio sugiere que Trajano bebía mucho y que tenía cierta debilidad por los muchachos. «Sé, por supuesto, que se dedicaba a los chicos y al vino, pero si él cometió o soportó algún acto abyecto o infame como resultado de esto, habría incurrido en censura; en cambio, bebió todo el vino que quiso, pero permanecía sobrio, y en relación con los chicos no hirió a nadie». Esta sensibilidad influyó en su gobierno al menos en una ocasión, lo que le llevó a favorecer al rey de Edesa por el aprecio que tenía a su hermoso hijo: «En esta ocasión, sin embargo, Abgaro, inducido en parte por la persuasión de su hijo Arbandes, que era hermoso y en plena y orgullosa juventud y por lo gozando del favor de Trajano, y en parte por miedo de la presencia de este último, lo encontró en el camino, se excusó con él y obtuvo el perdón, pues tenía un poderoso intercesor en el chico».
Por otro lado, fue uno de los emperadores más serios y correctos, características que hicieron de él el mejor de los príncipes que sabía gestionar bien los asuntos públicos. El poder no lo corrompió, ni usó jamás su título y su poder para eludir la ley, reconociendo siempre la primacía de esta última incluso sobre su cargo. Eliminó de la etiqueta todos los rituales traídos de Oriente, como el abrazo de los pies o el besamanos. Supo hacerse querer por todos, especialmente las dos clases más importantes: el Senado y el ejército. Era un conservador, convencido de que el progreso derivaría más de una ordenada administración que de imponentes reformas.

Sucesión
Justo antes de morir, Trajano adoptó a Adriano (Publius Aelius Hadrianus) como sucesor. Era hijo de un primo de Trajano y estaba casado con una sobrina nieta del emperador. Había luchado, además, en las guerras dacias, donde tuvo una participación destacada. Los historiadores romanos recogieron el rumor de que fue su mujer, Pompeya Plotina, la que fingió tal adopción, escondiendo un esclavo bajo las sábanas del emperador muerto, quien susurró la adopción como presunta última voluntad del moribundo. No obstante, parece que ya había dado muestras de su preferencia por Adriano como sucesor en años anteriores, desde el año 100, o en torno al año 106, pues aunque sus relaciones habían sufrido altibajos, en realidad, Adriano era el único familiar varón directo de Trajano y por tanto el único heredero posible para la continuación de una verdadera dinastía.

Construcciones

Imagen

Trajano fue un buen constructor, tanto en Roma como en las provincias, y muchos de sus edificios fueron obra del talentoso arquitecto Apolodoro de Damasco. Realizó construcciones necesarias para facilitar la romanización y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Así, reforzó la red viaria, restaurando las principales calzadas que se expandían desde la Urbe, uniéndola con el resto del imperio.
Además, levantó edificaciones que contribuyeron a perpetuar su memoria al tiempo que buscaban el embellecimiento de la Urbe y, un aumento en las posibilidades de diversión de los romanos, como teatros o circos. Entre las construcciones que realizó se cuentan el celebérrimo puerto de Trajano hexagonal en la zona de Fiumicino, y cuyos restos aún son hoy en día imponentes. Este nuevo puerto en Ostia unía Roma con las regiones occidentales del Imperio. La obra estuvo entre las más importantes para la ciudad, que obvió así sus problemas de aprovisionamiento fuera del ya existente «puerto de Claudio». Amplió el puerto de Ancona con la construcción de un embarcadero para facilitar la navegación hacia Oriente, embarcadero que fue adornado mediante un arco; procuró un nuevo trayecto de la vía Apia hacia el puerto de Brindisi, que partía de otro arco edificado en Benevento. También intervino en las Lagunas Pontinas.
En la ciudad de Roma renovó el centro de la ciudad con la construcción de un inmenso foro y del edificio de ladrillo contiguo a él, destinados a la administración pública, para cuya realización hizo nivelar grandes zonas de las laderas de las colinas circundantes (Quirinal y Campidoglio). El extraordinario complejo del foro Trajano resolvía los problemas de congestión de la zona centro de la ciudad antigua en torno a la vía Sacra. las dimensiones extraordinarias de la obra, también supervisada por Apolodoro, eran tales que sobrepasaban en grandeza la de todos los otros foros juntos. Además de la pública basílica Ulpia, la plaza, la columnata, las oficinas, las bibliotecas y el templo del divino Trajano, erigió en su foro la Columna de Trajano como celebración de sus conquistas militares en la campaña de Dacia, aún hoy uno de los símbolos de la eternidad de Roma. Tiene cerca de 30 metros de alto y 4 de ancho, en su origen estaba coloreada; en el interior dispone de una escalera de caracol que lleva a la cima. En el exterior se desarrolla una espiral sobre la columna, con un mosaico de 200 metros de largo que alberga más de 2000 figuras esculpidas en bajorrelieve. La columna estaba coronada por una estatua del emperador, que fue sustituida en el año 1588 por una de San Pedro, y en la base se colocó la urna funeraria de oro que contenía las cenizas del difunto emperador que recibió así el honor excepcional de ser sepultado dentro del pomerium, esto es, los muros de la ciudad. La urna de oro fue cogida por los visigodos en el saqueo de Roma (410) y se perdió su rastro.
A Trajano se debe la construcción de otro acueducto que aumentaba aún más los recursos hídricos de Roma, que estaban ya asegurados en abundancia por los acueductos construidos con anterioridad y sobre todo por el llamado Anio Novus construido bajo el emperador Claudio. Las labores se iniciaron en el año 109, recogiendo la estructura, agua que surgía en los montes Sabatinos, cerca del lago de Bracciano (lacus Sabatinus). La longitud total era de cerca de 57 kilómetros y llevaba diariamente cerca de 2848 quinarie, esto es, un poco más de 118 000 m3. Llegaba a la ciudad después de un recorrido en gran parte subterráneo a lo largo de las vías Clodia y Triunfal y luego sus arcos a lo largo de la vía Aurelia. Llegaba a Roma sobre la colina del Janículo, sobre la ribera derecha del río Tíber. La extensión de la red hídrica fue incentivada no sólo en Roma, sino también en Dalmacia, en su nativa Hispania y en Oriente, esto es, en los climas áridos que precisaban un mayor aprovisionamiento de agua. En Roma, Trajano hizo que se ampliaran los canales subterráneos y los desagües de la Cloaca Máxima para que corrieran con más eficiencia las aguas de lluvia y las que acababan descargando en el Tíber. También se reforzaron las orillas del río para evitar desbordamientos que afectaran a la ciudad. Para el ocio y el placer de la plebe hizo que se ejecutaran algunos trabajos que dieron a Roma el aspecto que a grandes rasgos tienen todos en el imaginario común de la ciudad. Mandó reconstruir y ampliar definitivamente el Circo Máximo del cual los tres primeros anillos en la base de la estructura fueron erigidos con calcestruzzo y revestidos de mattoni y mármoles, sólo el anillo superior permaneció en madera; la estructura se hizo así segura y contra incendios, y favoreció la construcción de talleres y negocios a sus lados. Sobre la colina Oppio hizo que se erigieran unas grandiosas termas sobre los restos de la Domus Aurea de Nerón; se accedía por un gran propileos que llevaba directamente a la natatio, la piscina a cielo abierto. Sobre la orilla derecha del Tíber, donde se levanta el actual Castel Sant'Angelo construyó un área para las naumaquias, esto es, reproducciones de batallas navales. Los esfuerzos edificatorios del emperador no se concentraron sólo en la capital sino en todo el imperio.
En Egipto unió el Nilo con el mar Rojo con un gran canal (el río Trajano). Fundó muchas colonias por todos los lados del Imperio. En Dacia, después de haberla sometido, favoreció la colonización y fundación de nuevas colonias que romanizaron rápidamente la provincia. La Colonia Ulpia Traiana surgió sobre las cenizas de la bárbara Sarmizegetusa Regia. Construyó puentes, entre los que destacan el que tendió sobre el Danubio, el más largo (1135 m), cerca de Drobeta. Servía a una doble finalidad: por un lado garantizaba una vía de abastecimiento a las legiones y, por otro, impresionaba y desanimaba a los enemigos por ser una demostración de superioridad tecnológica, logística y militar. También levantó varios en la península ibérica entre los que destaca el puente cerca de Alcántara sobre el río Tajo; otros serían el puente romano de Salamanca y, posiblemente, los puentes de Alconétar y del Bibey.

Bueno después de la intro vamos a lo que mas nos gusta aca dejo la el denario:

Imagen ... Imagen

Imagen ... Imagen
Gran aporte lo tomare como muestra para mi blogg

Avatar de Usuario
luisaco
Mensajes: 697
Registrado: 25 Oct 2014 13:55
País: España
Edad: 62
Fecha de nacimiento: 13 Feb 1953
Contactar:

Re: Trajano DENARIO Año 98/117 DC Imperio Romano

Mensaje por luisaco » 13 Jun 2018 17:34

VARIANTES escribió:
01 Nov 2016 12:40
Un
¡¡ HURRA !!
por mi paisano.
Bonita e interesante presentación.
Preciosa moneda.
:lol: :lol: :lol:
Coincido con Variantes,buena pieza,algún dia conseguiré enseñar lo mio..

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados